5 técnicas para desatascar el inodoro tú mismo

¿Se atascó tu inodoro y no sabes qué hacer? Muchas personas han tenido este problema en sus hogares. Es una situación molesta porque deja inutilizado el váter, hasta que se encuentre una solución. Lo primero que debes hacer es determinar la causa del taponamiento. Las razones pueden ser muy diversas.

Si la obstrucción de tu váter es por problemas en las tuberías, instalaciones desgastadas u objetos muy sólidos fuertemente atascados, la mejor recomendación es que solicites los servicios de un profesional, pero de no ser ese el caso, aquí tienes cinco técnicas muy sencillas para desatascar el inodoro, tú mismo.

Técnica 1: líquido lavavajillas con agua hirviendo

Para esta primera técnica, vierte una cantidad generosa de líquido lavavajillas en el inodoro. A continuación, echa un cubo con agua hirviendo. Luego, deja actuar la mezcla por 30 minutos. Para finalizar, tira de la cadena. El váter debe haberse desatascado; de no ser así repite todos los pasos nuevamente.

En caso de que no tengas a tu alcance detergente líquido para lavavajillas, lo puedes sustituir por sosa cáustica (hidróxido de sodio). Este ingrediente es muy utilizado en la industria de la limpieza y del cuidado personal. Es bastante útil para acabar con las obstrucciones en todo tipo de tuberías.

Técnica 2: hurón de fontanero

Si nunca habías escuchado sobre esta herramienta es importante que sepas que el hurón de fontanero es muy usado por profesionales, para eliminar las obstrucciones que pueden existir en el inodoro o en cualquier otro desagüe. Consta de una broca en su extremo, una larga manguera metálica y una manivela.

Para usarlo, simplemente debes introducir la punta con la broca por el inodoro, a lo largo de la tubería hasta conseguir el atasco. Luego, gira el hurón usando la manivela mientras ejerces presión. Continúa moviendo hacia atrás y hacia adelante hasta destruir la obstrucción, para que el agua fluya libremente.

Técnica 3: percha

Quizás esta herramienta no sea tan sofisticada como un hurón de fontanero, pero es una buena opción, ya que la puedes conseguir con facilidad en tu propio hogar. Lo primero que debes hacer es desenrollar el alambre que mantiene unida a la percha; recuerda que debes dejar intacto el gancho.

Endereza la percha todo lo que puedas y envuelve el extremo que no tenga gancho con un trapo, para evitar cualquier tipo de daño en la tubería, al introducirlo. La punta con forma de garfio servirá para que tengas un buen agarre al momento de eliminar la obstrucción del inodoro.

Técnica 4: desatascador

El método más común y efectivo para acabar con las obstrucciones del inodoro es usando un desatascador. Existen dos tipos: el de ventosa y el de acordeón. El ideal para usar en el váter es el segundo, ya que se adapta mejor a la superficie donde se va a utilizar.

Para eliminar el atasco debes llenar de agua la mitad de la taza del inodoro. Luego, tienes que colocar el desatascador cubriendo toda el área del drenaje. A continuación, empuja hacia abajo y jala hacia arriba con fuerza, para que la succión se encargue de acabar rápidamente con la obstrucción.

Técnica 5: fregona

La fregona no solo sirve para limpiar; también es otra excelente alternativa para eliminar atascos en el WC. Lo que debes hacer es cubrirla con una bolsa de plástico, para evitar que se ensucie. Luego, tienes que introducirla en el agujero del inodoro, asegurándote de que lo tape por completo.

El siguiente paso es mover la fregona hacia arriba y hacia bajo rápidamente, creando así un efecto de succión que ayude a eliminar la obstrucción del váter. Repite esta acción varias veces y jala la cadena para ver si el agua fluye. Protege el suelo para evitar que caigan salpicaduras.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on skype
Share on twitter
Ir arriba