¿Cómo mejorar la señal de red de tu teléfono?

Mejorar la señal de red de tu teléfono móvil es posible. En ocasiones la cobertura puede verse comprometida por la posición o la configuración del dispositivo. En otras, se podrán elevar las prestaciones del aparato con un periférico especializado.

Desactivar la recepción 3G

La cobertura de las redes de datos telefónicas varían geográficamente. Dependiendo de la ubicación, existe la posibilidad de que la señal 4G o 5G se reciba con mayor potencia que la 3G. Algunos modelos, especialmente los más antiguos, se conectan de forma predeterminada a la red 3G. Esto es un comportamiento indeseado.

Para evitar que el dispositivo se conecte automáticamente a la red 3G habrá que actualizar el sistema operativo instalado. Contar con la última versión de Android o iOs garantiza que las opciones estén actualizadas. Luego has de dirigirte a «Ajustes» y buscar las opciones de red.

Una pestaña mostrará las redes de datos disponibles. Cambia entre ellas y comprueba cuál te ofrece mayor intensidad de señal.

Utilizar un amplificador de señal móvil

Un amplificador de señal móvil o amplificador de cobertura es la solución más sencilla al problema. Este dispositivo funciona como una antena. El periférico más adecuado para cada caso particular depende de las características de la población donde se use.

Así, en los pequeños pueblos y núcleos de población rurales, donde apenas hay usuarios y estos están bastante dispersos, se pueden usar amplificadores con pocos canales y frecuencias bajas. De este modo se consigue una mejor propagación terrestre.

En ciudades con una densidad de habitantes elevada es necesario que el amplificador de señal móvil use frecuencias más energéticas. Se prefieren rangos en torno a los 1800, 2100 y 2600 megaherzios.

Hay que tener en cuenta también que si el área donde se va a utilizar el aparato es muy amplia, la potencia nominal del sistema o ganancia tendrá que ser más alta.

Utiliza un caparazón para mejorar la recepción

Por lo general, los objetos interpuestos entre el receptor del teléfono y la antena repetidora utilizada por la compañía telefónica empeoran la señal. Una excepción a la regla son los caparazones para mejora de recepción.

Las carcasas pueden suponer un problema cuando tienen elementos metálicos o malla de refuerzo. Esto interfiere con las ondas de radio e impide que el dispositivo reciba correctamente la señal.

Para comprobar si la carcasa está causando problemas, basta con retirarla mientras se mantiene el teléfono encendido. Si se observa una mejora de la cobertura, podemos concluir que el caparazón es problemático.

En este caso conviene sustituir la carcasa preexistente por otra sin componentes u ornamentos ejecutados en metal. Además, ayuda que el grosor del plástico sea mínimo, especialmente en el punto donde se encuentra el receptor del celular.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on skype
Share on twitter
Ir arriba